Creemos que Dios es el médico más grande que existe y que El dirige todos los procesos médico quirúrgicos de la clínica.